hombre teletrabajando en casa

Ventajas y desventajas del teletrabajo

La vida laboral cambió por completo debido a la crisis sanitaria provocada por la pandemia de la COVID-19. El primer confinamiento obligó a muchas empresas a implantar un nuevo sistema de trabajo, el teletrabajo.

Tras comprobar que el rendimiento de los empleados no se ve reducido al trabajar desde casa, muchas empresas han optado por seguir ofreciendo este sistema de trabajo a sus empleados. Otras han decidido establecer un sistema híbrido, en el que se combina el trabajo presencial desde la oficina con el teletrabajo.

En un primer momento, puede parecer que el teletrabajo solo ofrece ventajas, tanto para el empleador como para el empleado. No obstante, también existen una serie de inconvenientes que hay que tener en cuenta a la hora de optar por este sistema de trabajo.

Ventajas del teletrabajo

Tras probar el teletrabajo, la mayoría de los empleados prefieren no volver a la oficina. Esto se debe a que el nuevo sistema de trabajo implementado al comienzo de la pandemia cuenta con numerosas ventajas, tanto para el trabajador como para la empresa. Estas son algunas de las ventajas del teletrabajo:

  • Mayor flexibilidad horaria: cada trabajador puede adaptar su horario de trabajo a sus necesidades personales. Este aumento de la autonomía del empleado logra que las horas trabajadas sean mucho más efectivas, reduciendo el tiempo no efectivo que el empleado pasaba en la oficina sin realizar ninguna tarea.
  • Facilita la conciliación familiar y laboral: el teletrabajo ha permitido a todos los padres y madres disfrutar de más tiempo con la familia. Esto se debe al hecho de no tener que desplazarse al lugar de trabajo, evitando la pérdida de tiempo que supone dicho desplazamiento a la oficina.
  • Ahorro de tiempo y dinero: los empleados que viven lejos de su oficina o lugar de trabajo han conseguido un gran ahorro de tiempo y dinero al no tener la obligación de acudir presencialmente a la oficina. Los empleados pueden ahorrarse los costes de desplazamiento que, generalmente, no son cubiertos por la empresa. Además, evitan atascos y retrasos del transporte público, lo cual ayuda a reducir el estrés.
  • Aumento de la productividad: la productividad de los empleados aumenta cuando estos se encuentran cómodos con su horario de trabajo y cuentan con una mayor y flexibilidad para cumplir con sus responsabilidades. Esta mayor libertad consigue que el empleado esté más motivado, haciendo que el tiempo que dedica al trabajo sea mucho más productivo.
  • Reducción de costes para la empresa: cuando los empleados trabajan desde sus casas, la empresa no tendrá que pagar ninguna oficina ni los gastos asociados a su mantenimiento. En el caso de querer ofrecer una mayor flexibilidad al empleado, la empresa puede optar por el alquiler de espacios y oficinas flexibles, haciendo uso de dicho espacio únicamente cuando cualquiera de los empleados lo necesite.
  • Cuidado del medio ambiente: el medio ambiente también se ve beneficiado por el teletrabajo. Al reducir la cantidad de desplazamientos al espacio de trabajo, las emisiones de CO2, generadas por los transportes privados, disminuyen considerablemente.

Desventajas del teletrabajo

Aunque el teletrabajo cuenta con un gran número de ventajas, la realidad es que también existen algunos aspectos negativos que pueden convertir a este sistema de trabajo en una alternativa poco recomendable. A continuación, te mostramos algunas de las desventajas del teletrabajo:

  • Sensación de aislamiento: la ausencia de relaciones presenciales entre los compañeros de trabajo puede provocar una sensación de aislamiento en el empleado. El estado de ánimo de los empleados puede verse perjudicado por este hecho.
  • Mayor dificultad para desconectar del trabajo: el teletrabajo puede impedir que los empleados desconecten por completo del trabajo al finalizar su jornada. Es importante establecer unos horarios que limiten el tiempo que se pasa trabajando. Las distracciones personales también pueden influir negativamente en el rendimiento del trabajador durante su jornada laboral.
  • Aumento del sedentarismo: al trabajar desde casa, el sedentarismo aumenta, lo cual puede ocasionar un incremento en los problemas físicos sufridos por el empleado.
  • Dificultad para trabajar en equipo: aunque existe una gran cantidad de herramientas para organizar el trabajo y mantener reuniones virtuales entre los empleados, la imposibilidad de realizar reuniones presenciales dificulta la interacción entre los trabajadores y el trabajo en equipo.
  • Control del rendimiento y las horas trabajadas: el teletrabajo puede llegar a dificultar la contabilización de las horas trabajadas por el empleado. Si no se trabaja por objetivos, será necesario implementar algún sistema con el que contabilizar la jornada laboral de cada empleado.

Como puedes ver, el teletrabajo cuenta con numerosas ventajas que lo convierten en una gran alternativa para las empresas y sus trabajadores. Sin embargo, también existen algunas desventajas que debes tener en cuenta a la hora de optar por este sistema de trabajo. En cualquier caso, el teletrabajo ha llegado para quedarse y, tanto los empleados como los empleadores, deben implementar nuevos procesos para aprovechar todas las ventajas que ofrece el teletrabajo.

En muchas ocasiones, una alternativa híbrida, combinando trabajo presencial con teletrabajo, puede ser una opción muy recomendable. De esta forma, se da la libertad a los empleados de elegir la forma de trabajo que desean. El alquiler flexible de oficinas en un centro de negocios puede ser la mejor alternativa, puesto que te permite disponer de un espacio para que trabajen los empleados y realizar reuniones con los clientes, pagando el alquiler de la oficina únicamente cuando haces uso de ella.